Las vueltas del oficialismo

Parece ser que las cosas en el oficialismo siguen patas para arriba. No hay forma más gráfica de describir lo que sucede en Juntos por el Cambio luego del cachetazo electoral que le propinó el aspirante del Frente de Todos, Alberto Fernández, cuya propuesta de país coqueteó con el 50% de los votos.

Luego de los resultados, lo conocido por todos: conferencia de prensa en tono insólito, pedido de disculpas, oficialistas hablando de pases de mando ordenados, oficialistas hablando de que se revierte en octubre, oficialistas callados, medidas económicas populares, etc…

Pero ahora, además, se suman los rumores de cambios en el gabinete. Y al parecer no hay muchos dirigentes dispuestos a sumarse a los meses que quedan aún de la gestión Mauricio Macri 2015-2019. A saber: todos los nombres en danza, ya son ministros o candidatos por la fuerza oficialista. Nadie de afuera. Nadie nuevo o que recolecte consensos necesarios en estos momentos.

El principal apuntado sería Marcos Peña y entre los candidatos a sucederlo en la jefatura de Gabinete aparece Miguel Ángel Pichetto, vice de Macri en los actuales comicios. Otro que no apareció en estos agitados días y tendría el boleto picado -en tinellescas palabras- es Nicolás Dujovne. Allí los apuntados para tomar las riendas en Hacienda son muchos: Rogelio Frigerio, Dante Sica o Hernán Lacunza.

Y así, un sinfín de especulaciones tratadas con hermetismo por el oficialismo que, visto lo sucedido esta semana, tiene la casa dada vuelta. Y le quedan pocos meses para intentar ordenarla.