Delfina Pignatiello, luego del éxito

La nadadora Delfina Pignatiello, de tan solo 19 años, fue la gran figura argentina de los últimos Juegos Panamericanos de Lima, donde se alzó con tres medallas doradas. Tras su éxito, reflexionó:

“Yo venía de vivir los Juegos Olímpicos de la Juventud el año pasado, pero esto fue de otra magnitud. Fue en mayores, con selecciones y atletas de primera. Fue una experiencia muy linda que creo que nos va a acercar más a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”.

“Con los chicos del seleccionado vivimos cosas muy lindas. Hicieron campeonato de truco, pero yo estaba de suplente cuando faltaba alguien… Nos juntábamos a tomar mate, a charlar con las chicas a la noche, nos quedábamos a hacer sobremesa en el comedor con todos los chicos y a escuchar música. Somos como una familia. Cuando tuve mi primera concentración con el seleccionado mayor tenía 15 años, era muy chiquita y tímida. Ahora ya está…”.

“¡Explotaron las redes sociales! Para mí, más allá de los seguidores y lo que pueda querer una chica de 19 años, una adolescente, el tema de las redes va por otro lado. Va por el lado de poder inspirar a cualquier persona que tenga un objetivo o un sueño, sobre todo chicos que estén empezando con la natación o que tengan a algún sueño con este deporte. Si en algún momento puedo inspirar a a alguien con todo lo que hago y lo que muestro de mi vida, me llena de orgullo”.

“No es fácil tener de repente tanta exposición. A mí me explotaron las redes un montón durante el torneo, entonces había que controlarlo. Pero la exposición y los seguidores ayudan mucho para que se acerquen los sponsors, para hacer crecer el deporte y hacernos crecer como equipo. Son cosas necesarias a las que me tengo que acostumbrar, pero siempre con los pies sobre la tierra. Porque no dejo de ser una persona normal, que hace cosas de chica normal”.